junio 22, 2024
crisis

Crisis (Psicología)

Desde el punto de vista de la psicología, una crisis es un estado temporal. Se caracteriza por una manifestación de trastorno. Quien la padece, tiene incapacidad de manejar tanto emocional como intelectualmente cualquier situación. 

Un rasgo típico de las personas que padecen una crisis es la total incapacidad para solucionar problemas que antes manejaban de manera cotidiana.

En medio de una, los individuos pierden la habilidad y recursos de adaptación. Algo que llama la atención riqueza mecanismo defensivo de se dejan de funcionar. En tal circunstancia, cualquier problema rebasa solo capacidades. 

Por los motivos antes mencionados, una crisis amerita de ayuda profesional. Desde punto de vista psicológico, existen maneras de ayudar a que la persona restablezca su equilibrio mental y emocional. Es importante indicar que su tratamiento debe dar resultados inmediatos. Una crisis es una emergencia. Debe ser atendida con celeridad y procurar que la persona salga de inmediato de dicho estado.

Los tipos de crisis en la psicología

Su estudio ocupa varias páginas en la psicología. Siempre ha existido la duda sobre por qué la gente cae en tales estados. En dado caso, ha surgido la necesidad de tipificarla. Al respecto, hay cierto consenso en admitir que hay dos clases:

  • Las crisis circunstanciales: ocurren ante una circunstancia inesperada. Las personas se topan con un evento traumático y no logran reaccionar. Por ejemplo, en caso de sismos hay gente que se queda estática, sin moverse, o llorando. No se mueven para resguardarse. Es un típico estado de crisis donde no hay respuesta ante la situación.
  • Las crisis de desarrollo: se van gestando paulatinamente. Aparecen ante situaciones ya previsibles, pero la persona se va menoscabando. Por ejemplo: cuando un familiar fallece por enfermedad crónica. En tales casos, hay personas que estallan luego de la muerte del familiar. A veces, esto no sucede durante el instante inmediato, sino días después cuando parecía que todo estaba ya en calma.

Cada tipo atañe un tratamiento psicológico diferente. Por eso, es 100% saberlas diferenciar y reconocer. Igualmente, es obligatorio saber la causa para evitar que esta reaparezca. Sobre los detonantes de las crisis, hacemos mención en la siguiente sección de este texto. 

crisis

Las causas de las crisis

Son varias las causas que pueden conllevar a una crisis. En buena medida, las personas reaccionan de manera crítica y con predisposición a su personalidad. Es decir, las mismas razones que la ocasionan en alguien, no tienen el mismo efecto en otra gente.

En dado caso, hay ciertas circunstancias que paulatinamente pueden llevar una crisis. Otras, generan esta reacción conductual de manera explosiva. Veamos algunas causas de esta circunstancia a continuación:

  • Accidentes, sucesos inesperados o eventos traumáticos. Por ejemplo, luego de un choque de automóviles. También, se observa que hay gente que entra en crisis en instantes de violencia. Tal es el caso de personas que no saben cómo reaccionar cuando son víctimas de la delincuencia. 
  • El fallecimiento de un familiar, o un ser querido, suele crear una crisis repentina.
  • También, ser víctimas de abusos o bullying de manera constante por un tiempo prolongado. Va apareciendo la sensación de resentimiento y rabia, que se acumula y aparece de manera explosiva.
  • Las situaciones estresantes y prolongadas también se acumulan, dando pie a lo que se llama una crisis acumulativa.
  • La pérdida de un empleo, el cierre de un ciclo vital, o cualquier otra circunstancia ante la cual una persona no sabe cómo reaccionar.
  • Los pacientes que son diagnosticados con una enfermedad grave suelen padecer crisis.
  • Asimismo, la pérdida de un bien de mucho valor. Es una situación difícil ante la cual las personas pierden la capacidad de reacción.

Saber la causa de la crisis es una herramienta esencial para tratarla. También, para prevenirla. En ciertos casos, son inevitables: las personas las van a padecer cuando se presenta el suceso catalizador. Por ende, hay que ayudar a tales personas a estar preparadas ante tales contingencias.

Las fases de una crisis psicológica

Si bien su expresión es repentina, lo cierto es que se detallan ciertas etapas. Cada una de ellas se describe de manera sucinta en la siguiente lista:

  1. Explosión: es cuando sucede la crisis, una reacción inmediata que quien la padece no logra dominar. Puede ser llanto, quedarse estático, desmayo, rabia, violencia, etc.
  2. Negación: una vez se calma la reacción explosiva, se tiende a negar lo sucedido. La no aceptación del suceso que detona la crisis.
  3. Intrusión: luego de la negación, viene una suerte de duelo traumático. Puede abarcar pesadillas o lamentaciones. Cierta tendencia a recordar muy seguido o revivir el episodio. 
  4. Re-elaboración de lo vivido: la persona tiende a rehacer los hechos, deformándolos. Incluso, caer en retornar al sitio donde sucedió el trauma. O bien verlo reiteradamente en noticias, videos, etc. En esta fase, la persona necesita ayuda profesional.
  5. Consumación: es la etapa final. La persona supera la crisis y acepta el hecho. Incluso, lo asume como un aprendizaje. Todo tratamiento psicológico busca que el paciente llegue a consumar el acontecimiento de causa la crisis.

¿Por qué es relevante conocer las etapas de una crisis? Por una razón: esta debe fluir, completarse desde la fase 1 hasta la 5. No es buena idea cortarla, pues tarde o temprano se reinicia. La única manera de curarla es que cumpla todo su ciclo: desde la “explosión” hasta la “consumación”. 

crisis

¿Cómo es el tratamiento de una crisis?

Los psicólogos pueden hacer esta actividad de muchas maneras. En dado caso, el protocolo más reiterado (aunque cada paciente es distinto) es el que se menciona a continuación:

  • Calmar la fase explosiva, incluso con medicamentos si es necesario.
  • Se necesita un buen vínculo con el paciente. La conexión entre psicólogo y persona con crisis debe ser muy bien lograda.
  • Es necesario que el paciente se desahogue. Que haga el relato de lo sucedido para lograr liberar la energía contenida.
  • A su vez, este relato permite al psicólogo entender las causas de la crisis.
  • El tratamiento emocional consiste en quitar al evento traumático la carga afectiva. La manera de hacerlo es que la persona lo racionalice.
  • Desde el punto de vista psíquico, hay que ayudar a que el paciente tenga una idea real del suceso. Los pacientes con crisis analizan, recuerdan y piensan en aquello que los traumatiza de una manera distorsionada. 
  • Vigilar la fase de re-elaboración. Quizás, es la más importante para el tratamiento. Hay que pasar por esta etapa, pero el paciente puede recaer si no es cuidado correctamente.

Llevando a cabo este tratamiento, se hace el acompañamiento del paciente en la crisis. La idea es desembocar en la consumación para lograr superar este problema.

Compartir
Dejar un comentario

Gracias por visitarnos

Somos WikiPsicologia, un espacio hecho por profesionales donde buscamos expandir el conocimiento en esta ciencia social tan importante.

Actualmente nos visitan alrededor de 500.000 personas mensualmente desde todo el mundo, y continuamos creciendo; llevamos desde 2019 creando contenido y continuamos haciéndolo.

¿Cuál es nuestro objetivo? Que ante la necesidad de información, pueda estar al alcance de todos!

¿Alguna pregunta o algún tema que necesites que desarrollemos? Puedes contactarnos a través de [email protected] y comentarnos; o bien puede que esté programado para ser publicado (cargamos más de 30 contenidos al mes) o bien lo agregaremos en agenda para trabajarlo pronto.

Gracias!