julio 24, 2024
Violencia

Violencia

La violencia puede considerarse como uno de los problemas sociales más importantes de la actualidad. Algunos expertos sostienen que su prevalencia en la cotidianidad se debe a su dificultad para ser identificada. Es decir, es un elemento común en la interacción entre las personas, se podría afirmar que se ha normalizado. Además, puede expresarse de distintas formas integrándose en diversos contextos, por consecuencia puede pasar desapercibida e incluso tomarse como algo normal. 

La clave para su identificación radica en prestar atención a los patrones de conducta asociados con la violencia. Comprendiendo cómo se origina y como se manifiesta se puede ayudar a las víctimas a actuar en consecuencia. Para ello se requiere la participación de todos los integrantes de una sociedad, es un problema que afecta a todos y ninguna persona está exenta de convertirse en una víctima más. 

También es importante realizar un análisis de este tema desde el punto de vista psicológico. Algunos estudios lo han abordado manteniendo una perspectiva más cercana a lo social, lo cual implica que está siendo considerado como un hecho económico, político e incluso cultural. En común todos estos aspectos mantienen una estrecha relación debido a sus implicaciones psicológicas, no hay que olvidar que la violencia es ejercida por seres humanos cuya psicología es compleja. 

¿Qué es la violencia desde el punto de vista de la psicología?

Para la psicología la violencia es una herramienta para el control y establecimiento de una relación de poder, es decir lo aplican personas que se valen de la fuerza física y de métodos mentales para infringir daño. Es un acto que puede expresarse de distintas maneras que tienen un mismo objetivo, los daños pueden ser psicológicos o también por privaciones físicas. 

El significado del término violencia es amplio, suele hacerse su mención para referirse solamente a las agresiones físicas. Sin embargo, resulta ser un concepto más abstracto debido a que engloba todos los daños posibles que pueden ser cometidos por una persona. 

Hay una serie de elementos clave que intervienen en la planificación y ejecución de actos violentos. Comúnmente los perpetradores de la violencia se valen de una estrategia que describe varias acciones, que tendrán por consecuencia perjudicar a una persona o a un grupo. La intención de dañar o de atentar contra la integridad física y psicológica, puede ser identificada por la conducta que exteriorizan los ejecutantes. 

Violencia

¿Cuáles son sus características? 

La principal característica que posee la violencia es su intencionalidad, esta puede estar enfocada en lograr controlar o lastimar. Cualquier acto es elegido debido a que este sabe qué va a tener un resultado, además se cuenta con la posibilidad de repetirlo más de una vez. En algunos casos esta misma intencionalidad busca ocasionar daños que sean irreversibles

Otra característica importante radica en el empleo de la fuerza tanto física como también psicológica. Esto implica que se emplean todos los recursos disponibles que garanticen ocasionar el suficiente daño como para afectar a la víctima a nivel físico y mental. También hay un componente emocional en estas acciones, en algunos casos se puede observar que las personas involucradas les une algún tipo de vínculo personal que se convierte en un conflicto

Las secuelas de estos episodios violentos pueden dejar cicatrices visibles en el cuerpo. También pueden crear traumas profundos en la psique de la víctima afectando su estado emocional, esto va a repercutir en su desarrollo y desempeño dentro del ambiente social, familiar y profesional. A continuación se describen otras características presentes en la mayoría de las tipologías de violencia: 

  • La violencia no posee un carácter natural, en ocasiones es asociada y confundida con la agresividad. La naturaleza humana hacia mostrar un comportamiento agresivo puede ser provocado por ser sensible a ciertos estímulos. Entonces la agresividad para a ser un elemento más de la violencia en sí misma. 
  • La violencia tiene su origen en situaciones sociales de las que deriva la necesidad de establecer obediencia o dependencia. Por lo tanto se utiliza como una herramienta social que permite actuar a los agresores para sacar provecho personal. 
  • Siempre tendrá un componente intencional dirigido a crear un daño previamente planificado. Para ello es necesario golpear, insultar y también ocasionar daños en los bienes personales de la víctima. La intención podría ser inconsciente, aunque en la mayoría de las veces esto se realiza de forma consciente. 
  • Puede suceder dentro del ambiente familiar o laboral. La violencia puede generarse entre personas cercanas que incluso pueden tener un lazo afectivo. Algunos casos se presentan en familias, parejas y compañeros de trabajo; en ocasiones esta cercanía a hace propicio la suscitación de conflictos. 
  • La violencia puede tener por objetivo violentar el estado emocional de personas consideradas vulnerables o incapaces de defenderse. En algunos casos los atacantes desean realizar estas acciones dañinas por razones incomprensibles, sin embargo les proporciona satisfacción tener los resultados que esperan. 
  • Se basa en el abuso de poder, por eso es necesario crear situaciones en las que se establece un rol de superioridad. El objetivo es lograr someter a otras personas para sacar algún tipo de provecho personal. 

¿Cómo se clasifican los distintos tipos de psicología?

Para comprender el origen, la intensidad y las consecuencias de la violencia se debe comprender que es un concepto mucho más abierto de lo que se piensa. Hasta ahora se han podido identificar varios tipos de violencia, estos presentan características particulares que los diferencian de otros. Principalmente sus diferencias radican en el objetivo a atacar y también en los recursos empleados. 

Es importante acotar que no hay un único criterio o metodología que se considere definitivo al momento de clasificar los distintos tipos de violencia. Existen varios pero algunos son más comunes, esto hace que sean más utilizados como referentes. De igual forma, hay otros factores que también influyen la construcción de estas clasificaciones. 

A continuación se describe una clasificación de los distintos tipos de violencia de acuerdo al tipo de agente o de quien inflige las agresiones, también de acuerdo a la naturaleza del acto. Son los siguientes: 

Violencia

La violencia según el tipo de agente 

  • La violencia autoinfligida se reconoce porque es la propia persona la que se dañará a sí misma. Hasta ahora ha sido un tema difícil de comprender, sin embargo es mucho más común manteniéndose las mismas estadísticas de reportes de este tipo. Puede manifestarse por medio de cortes realizados en las extremidades, pero incluso en los casos más graves estas personas pueden golpearse a sí mismas u ocasionar accidentes automovilísticos.  
  • La violencia interpersonal es aquella que ocurre dentro de un ambiente familiar o cotidiano. Las personas involucradas son individuos que pueden compartir una vida doméstica en común, incluso muestra similitudes con el bullying. Generalmente ocurre dentro de grupos reducidos de personas, en donde se llevan a cabo agresiones que se convierten en un fenómeno social. Un ejemplo, es el consumo de drogas, se puede obligar a que otras personas copien el mismo patrón de conducta. 
  • La violencia colectiva, como su nombre lo indica, tiene un carácter colectivo debido a que varios individuos de una comunidad o grupo lo manifiestan. Puede tener diversas motivaciones, principalmente se hace mención de causas políticas, ideologías religiosas y también por razones económicas. Tiene múltiples efectos negativos porque involucra a varias personas, algunas consecuencias podrían ser las agresiones físicas y el asesinato. 

La violencia según la naturaleza del acto

  • La violencia física es una de las tipologías más comunes y además tiene signos visuales que la hacen más fácil de identificar. El objetivo es causar daños en el cuerpo de la víctima, también se busca causar dolor y sufrimiento. En los casos más graves, debido a las heridas y mutilaciones, puede causarse la muerte. Generalmente quedan marcas y cicatrices permanentes. 
  • La violencia verbal es aquella que se ejerce mediante la utilización de un lenguaje ofensivo y también valiéndose de amenazas. Usualmente comienza a partir de insultos, para posteriormente evolucionar y aumentar su intensidad. Sus efectos son a largo plazo debido a que deja consecuencias psicológicas que requieren tratamiento. Por ejemplo, las víctimas podrían desarrollar problemas tales como la ansiedad y baja autoestima
  • La violencia sexual es un comportamiento que tiene un carácter sexual y cuyo objetivo es el de denigrar a la víctima. Es usual que ocurra mediante violaciones y también ataques físicos en zonas del cuerpo como los genitales. El componente sexual de todos los ataques no sólo se centran en la parte física, la psicología de las víctimas puede dañarse permanentemente desarrollando diversos traumas. 
  • La violencia económica se basa en el establecimiento de limitantes en la capacidad adquisitiva de las víctimas. El dinero se utiliza como un recurso para manipular, los atacantes pueden robar o utilizar de forma indebida recursos económicos como las cuentas bancarias. En los casos más graves, se puede involucrar a la víctima en estafas en contra de su voluntad. 
  • La negligencia se trata de la omisión para ayudar a las personas a que no sufran agresiones o que se enfrenten a determinados peligros. Quienes ejercen este tipo de violencia no garantizan o evitan el bienestar de sus objetivos. Por ejemplo, un médico podría negarse a atender a un paciente debido a un conflicto personal, por consecuencia al no ser atendida podría ponerse en peligro su salud. 
  • La violencia religiosa es aquella que busca perjudicar a las personas al modificar sus creencias. Pueden ser manipuladas o también hacerles promesas no cumplidas, son múltiples las maneras en las cuales se puede dominar a una persona. El objetivo puede ser económico, aunque también se trata de la perpetuación como líder de masas. 
  • La violencia cultural se expresa a través de agresiones que atacan directamente a aquellas costumbres o manifestaciones culturales propias de las víctimas. El objetivo podría ser vulnerar la identidad cultural de la persona, también se trata de crear conflictos sociales con múltiples consecuencias. Pueden mencionarse los disturbios y también los ataques armados. 
  • El ciberbullying tiene como escenario las plataformas sociales que dependen del uso del internet, en estas redes se publica información sensible que dañará el estatus social de la víctima. Se planifican humillaciones y también dañar permanentemente la reputación al cuestionar sus acciones, ideas y gustos. 

Violencia

¿Cuáles son sus motivos y soluciones?

La violencia suele tener causas relacionadas con algún problema que está relacionado con el agresor. Es decir, las carencias afectivas así como problemas relacionados con el ámbito profesional, académico, familiar, salud, economía y otros similares; todos ellos pueden crear un estado mental susceptible a la violencia. El primer síntoma es mostrar comportamientos agresivos. 

Algunas de las causas más comunes son el alcoholismo y drogadicción. Ello se debe a que los agresores se sienten susceptibles a actuar de forma violenta bajo los efectos de estos. También las victimas pueden ser obligadas a hacer uso de ellas. 

La falta de una buena comunicación entre el agresor y la víctima aumenta las posibilidades para que se cree una relación violenta entre ambas partes. A nivel social se ha podido observar que a partir de protesta, disturbios, tiroteos y otros tipos de manifestaciones comunitarias; suelen ser el resultado de una falta de comprensión, tolerancia y conciencia

En el caso de los conflictos personales, este se convierte en un caso de violencia intrafamiliar. Quienes provocan la creación de situaciones violentas consideran que es la solución a sus propios problemas. Desarrollar estas características como parte de su personalidad es un claro síntoma de que sa ha estado viviendo en un ambiente inseguro y problemático

Entendiendo todas las causas anteriores, se puede afirmar que las víctimas no son las culpables de que sean el objetivo de estas acciones violentas. Esta es una conducta que deteriora el estado psicológico de todos los involucrados, es usual que quienes lo sufren tengan reacciones como la sumisión. Por ello, ante la posibilidad de lograr evitar seguir sufriendo acceden a cumplir las órdenes y deseos del agresor. 

Para evitar que siga sucediendo siempre es recomendable hacer una denuncia formal ante las autoridades competentes. También resulta ser importante comunicarse y buscar ayuda tanto de familiares como de personal médico profesional. Con la participación de personas capacitadas para tratar este tipo de problemas se puede encontrar una solución adecuada a las circunstancias. 

Lo importante es crear límites que eviten que se siga creando una relación basada en el control, dominio y poder sobre la víctima. Al no imponer estas medidas de seguridad podría continuar la violencia, convirtiéndose en un ciclo repetitivo, incluso aumentando su intensidad. Romper los vínculos que los unen es una de las soluciones que se deben de aplicar, para garantizar el restablecimiento de una vida normal. 

Compartir
Dejar un comentario

Gracias por visitarnos

Somos WikiPsicologia, un espacio hecho por profesionales donde buscamos expandir el conocimiento en esta ciencia social tan importante.

Actualmente nos visitan alrededor de 500.000 personas mensualmente desde todo el mundo, y continuamos creciendo; llevamos desde 2019 creando contenido y continuamos haciéndolo.

¿Cuál es nuestro objetivo? Que ante la necesidad de información, pueda estar al alcance de todos!

¿Alguna pregunta o algún tema que necesites que desarrollemos? Puedes contactarnos a través de [email protected] y comentarnos; o bien puede que esté programado para ser publicado (cargamos más de 30 contenidos al mes) o bien lo agregaremos en agenda para trabajarlo pronto.

Gracias!