julio 24, 2024
vaginismo

Vaginismo

Los problemas en la intimidad de la pareja son de distinta índole, además se debe considerar una amplia multiplicidad de factores internos y externos. En particular ciertos problemas médicos y psicológicos pueden afectar el rendimiento durante el acto sexual. Uno de ellos es el vaginismo el cual no es muy reconocido en la actualidad, sin embargo estadísticamente los casos registrados se mantienen constantes. 

La acepción más aceptada de este término describe un condicionamiento que ocasiona la contracción involuntaria de todos los músculos del suelo pélvico. Estos mismos son los que recubren la vagina, como resultado puede haber un cierre parcial o un cierre total de la cavidad. Estos cambios impiden la penetración causando mucho dolor. 

Es un tipo de disfunción sexual que en la actualidad se considera que es muy frecuente. No solo tiene repercusiones en la vida de pareja, también ocasionará importantes cambios en la autoestima de la mujer. Causa ansiedad, frustración, y estrés; pero además es uno de los trastornos sexuales por dolor. 

¿Qué es el vaginismo?

El vaginismo es un término médico muy común utilizado para referirse al dolor durante la penetración del órgano masculino en la vagina. Es decir, se trata de una condición de índole sexual que se caracteriza por la imposibilidad de lograr una penetración placentera. De manera involuntaria hay una constricción, los músculos que se encuentran ubicados en la cavidad vaginal. 

Técnicamente el término médico formal utilizado para el dolor sexual es dispareunia. Cuando se convierte en un problema habitual durante las relaciones sexuales, específicamente durante el acto del coito, es probable que no se logre alcanzar el orgasmo. Sin embargo, mediante la aplicación de ciertas técnicas es posible lograr sentir placer, con la ayuda de la pareja. 

Esta condición puede subdividirse en dos categorías: vaginismo primario y vaginismo secundario. El vaginismo primario se identifica en mujeres que nunca han tenido relaciones sexuales o inclusive algún tipo de penetración. Se trata de pacientes en edades comprendidas entre los 12 y 20 años. Comienzan a darse cuenta cuando tratan de utilizar tampones, practicarse un Papanicolaou o comenzar a practicar el acto sexual. 

El vaginismo secundario se diagnostica en mujeres que previamente habían podido lograr una penetración vaginal normal. Sin embargo, en algún punto de su vida sexual de manera repentina comenzaron a ser incapaces de lograrlo. Las causas pueden ser psicológicas y físicas, aunque el inicio puede encontrarse en una infección vaginal no tratada. También las secuelas de una cirugía ginecológica o de un parto.  

vaginismo

¿Cuáles son sus síntomas? 

Generalmente las mujeres con vaginismo como principal síntoma experimentan dolor intenso en la zona de la vagina. Esto mismo solamente se manifiesta cuando se trata de penetrar, esto significa que es una reacción directa al tacto. Sin embargo, en algunos casos puede haber espasmos vaginales que no necesariamente están asociados. Comienzan durante el acto previo, lo cual indica el nerviosismo y el estrés que esto genera. 

Las relaciones sexuales son dolorosas para estas personas. El dolor puede variar en su intensidad y en cómo afecta, en algunos casos se trata de una sensación de opresión mientras que en otros es un dolor punzante. Puede acompañarse de otras sensaciones como hinchazón, ardor o picazón. 

La incomodidad se vuelve evidente, haciendo difícil que inclusive con sólo tocar levemente se comience a sentir dolor. En un principio no es posible identificar una causa aparente para estos síntomas, eventualmente pasa hacer un dolor sexual a largo plazo. La penetración es difícil e inclusive imposible de lograr, depende de la intensidad de la constricción vaginal. 

Cualquier intento por lograr realizar el acto sexual se ven truncados por la resistencia del cuerpo a los avances. Este es el comienzo de un ciclo de dolor constante que además puede acompañarse de ansiedad emocional. Las mujeres diagnosticadas con vaginismo suelen experimentar otros síntomas psicológicos como el insomnio y la depresión por ejemplo. 

¿Cuáles son sus causas?

Las causas para el vaginismo se dividen en dos grupos distintos: las causas físicas y las causas psicológicas. Se describen a continuación: 

Causas psicológicas

Quizás las más destacables son las causas psicológicas, debido a que tienen un papel muy importante durante el acto sexual. El estado mental de ambos individuos debe propiciar y permitir que el acto sexual se lleve a cabo con consentimiento. 

En la mayoría de los casos se observa una alta sensibilidad a situaciones de estrés, lo cual ocasiona la contracción involuntaria del vestíbulo vaginal. También puede mencionarse la posibilidad de que la falta de experiencia sea el causante de un estado de nerviosismo. Igualmente la falta de comunicación entre ambas partes es otro factor determinante. 

Lamentablemente se debe hacer mención de los abusos sexuales y otros tipos de experiencias traumáticas de índole sexual. Estos pacientes deben enfrentar las secuelas psicológicas que dejan a largo plazo estas situaciones negativas. Sobre todo tendrán mayor repercusión aquellas situaciones ocurridas durante la infancia, en la etapa de la adultez se crea conflictos que deberán ser tratados con prioridad. 

Algunas mujeres son más sensibles a la sola posibilidad de pensar en lo que sentirán durante una relación sexual. El propio temor a sentir dolor es suficiente razón para que de forma inconsciente los músculos se contraigan. Es indudable que existe una fuerte conexión mental con todo lo que acontece en el cuerpo. 

Finalmente, se debe considerar que una educación religiosa estricta y la falta de información en relación con el sexo también son factores que contribuyen. Se debe permitir que las personas tengan acceso a información sobre este tema y a recursos como los condones. Mantener una vida sexual activa y sana también depende de una adecuada educación. 

Causas físicas

En cuanto a las causas físicas la principal es la inadecuada estimulación sexual. En algunos casos se observa que algunas mujeres requieren de mayor estimulación en esta zona para lograr la lubricación natural. Se puede emplear el uso de lubricantes que mejoran notablemente el desempeño y la experiencia sexual. 

También se debe prestar atención a la salud. Tratar de tener relaciones sexuales con una infección vaginal aumenta las probabilidades de experimentar dolor. Finalmente, las cirugías ginecológicas mal tratadas o que  aún se encuentran en fase de cicatrización también pueden ocasionar molestias. 

En algunos casos la brusquedad o la falta de sensibilidad por parte de la pareja durante el acto sexual también es una causa relevante. Ambas partes deberán mantener una buena comunicación para comprender cuáles son sus  necesidades. Se supone que ambos deben experimentar placer en partes iguales. 

En el caso de las mujeres que están experimentando la menopausia aumenta la probabilidad de experimentar un coito doloroso. La causa la encontramos en la reducción de los niveles de estrógenos dentro del sistema. Como consecuencia los tejidos que recubren las paredes de la vagina se adelgazan y son menos elásticas. Asimismo, disminuye la lubricación en esta zona.

vaginismo 

¿Cuáles son sus consecuencias?

Entre sus consecuencias destacan los problemas de pareja que genera esta condición. Se asocia con los sentimientos de frustración que ambos experimentan tras la imposibilidad de poder tener una vida sexual normal y sana. Las mujeres pueden enfrentar el rechazo de sus parejas, sobre todo porque en un principio es difícil de comprender. 

En algunos casos existe falta de empatía en entender que este es un problema médico incontrolable e inconsciente. La pérdida de comunicación en la pareja se acompaña de sentimientos de culpabilidad, temor, confusión y enojo. Lamentablemente, este es el inicio de un distanciamiento que eventualmente dará como resultado la finalización definitiva de la relación. 

Tratamientos 

Para que el tratamiento sea efectivo se contempla la participación de médicos multidisciplinarios como ginecólogos, psicólogos y también un fisioterapeuta. Cada uno de estos profesionales se encargará de solucionar distintos aspectos de esta condición. 

El fisioterapeuta se encargará de enseñar al paciente a realizar ejercicios que mejoren el funcionamiento de los músculos de la zona pélvica. Esta es una condición que puede tratarse efectivamente mediante tratamientos de dilatación y de desensibilización sistemática. 

Estos son los recursos más recomendados para estos casos, técnicamente son tratamientos para la dispareunia. Se combina el empleo de técnicas físicas y de tácticas psicológicas que tienen por finalidad disminuir el estrés y la ansiedad. 

También las terapias de pareja lograrán mejorar la comunicación y la relación sexual de las partes involucradas. Lo importante es comprender que esta es una condición que tiene antecedentes emocionales que no deben ser ignorados. La desensibilización sistemática no solo se aplica para tratar el vaginismo, también la disfunción sexual y las fobias por ejemplo. 

Debido a que la mayoría de los pacientes presentan esta disfunción sexual a partir de un problema psicológico, el tratamiento se enfocará en tratar el trauma o el abuso del pasado. Es importante mejorar la salud mental de la paciente que es el causante del dolor físico. 

Es importante aclarar que este problema no se relaciona con una pérdida del deseo sexual. En cambio, se puede ayudar al paciente a excitarse y sentir deseo por medio de la estimulación del clítoris. Se recomienda que los primeros encuentros sexuales lleguen al orgasmo mediante esta técnica. 

El diagnóstico en un principio puede ser complejo debido a que se debe analizar la información suministrada por la propia paciente. La valoración sanitaria se realiza por un examen físico en donde se constata la contracción mencionada. Se deberá descartar otros factores orgánicos como las infecciones vaginales, endometriosis o inclusive vaginitis atrófica. 

Compartir
Dejar un comentario

Gracias por visitarnos

Somos WikiPsicologia, un espacio hecho por profesionales donde buscamos expandir el conocimiento en esta ciencia social tan importante.

Actualmente nos visitan alrededor de 500.000 personas mensualmente desde todo el mundo, y continuamos creciendo; llevamos desde 2019 creando contenido y continuamos haciéndolo.

¿Cuál es nuestro objetivo? Que ante la necesidad de información, pueda estar al alcance de todos!

¿Alguna pregunta o algún tema que necesites que desarrollemos? Puedes contactarnos a través de [email protected] y comentarnos; o bien puede que esté programado para ser publicado (cargamos más de 30 contenidos al mes) o bien lo agregaremos en agenda para trabajarlo pronto.

Gracias!