febrero 23, 2024
Metáfora

Metáfora

Más que una figura retórica, la metáfora es un fenómeno que brinda un modo casi científico para indagar la mente humana. En campos tan diversos como la psicología, la filosofía y la lingüística… la metáfora como objeto de estudio ha llegado a convertirse en un constructo científico altamente apreciado. 

De hecho, la metáfora ha sido analizada de manera sistemática; tal y como ha ocurrido con quienes se dedican al estudio de la pronunciación y la gramática

Ya con el filósofo Giambattista Vico (1668-1744), en su obra “Scienza nuova”, la metáfora coronaba una dimensión trascendental. Este importante pensador llega a aseverar lo siguiente: 

La metáfora deja ver el funcionamiento universal de la fantasía, la innata actitud de la mente humana para producir imágenes, confiriendo a cualquier realidad caracteres y significados subjetivos, distintos de aquellos que les son dados generalmente.

Pero no solo se ha lanzado esta opinión sobre lo metafórico. Existen otras opiniones, todas ellas dando a la metáfora un valor superlativo.

Otras opiniones respecto a la metáfora

Los poetas, filósofos y críticos literarios siempre han situado a la metáfora como un argumento esencial de discusión. 

No obstante, en otras áreas, como la lingüística, la comunicación y la psicología, ha sido ignorada. 

Se debió esperar hasta 1977, cuando el psicólogo estadounidense Howard Pollio, entre otros, demostraron empíricamente que las metáforas constituyen una habilidad creativa dominante de la conducta comunicativa de las personas.

Desde la fecha indicada, los estudios han puesto al descubierto que la metaforización es un fenómeno imperioso desde la perspectiva cognitiva.

De hecho, se le cataloga como una habilidad sígnica; que permite constituir las estructuras asociativo-metafóricas que sustentan el pensamiento, convirtiéndolas en estructuras perceptibles lineales, de tal manera que estas pueden ser expresadas oralmente (o por escrito).

Metáfora

Mucho más que una simple comparación

La metáfora es más que una figura comparativa, sustitutiva o de desviación. De hecho, ella domina en los mecanismos comunicativos y cognitivos. 

La metáfora en los tiempos que corren es analizada en los mismos términos que los aspectos más racionales de la mente, debido a que se conoce su dimensión intelectiva, consubstancial a los descubrimientos científicos, al pensamiento filosófico, a la literatura y a la actividad cognitiva frecuente.

Opiniones recientes sobre la metáfora

Para la Lingüística actual la “metáfora” es cualquier fenómeno de figuración, menos la “metonimia” y la “ironía”. 

La metáfora es entonces cualquier mecanismo por el que una entidad viene vinculada a una segunda entidad. Hoy se dice que “procesos de metaforización, en lugar de “figuras retóricas varias”.

En efecto, en la lingüística existe una ligazón teórica entre metáfora, pensamiento y lenguaje. La metáfora no es una singularidad semántica. Ella permite el acceso a gran parte del sistema conceptual propio de una cultura y, además, ese sistema está atornillado en la experiencia de la realidad. 

Una conceptualización interesante es aquella que entiende la metáfora como un mecanismo de transformación de experiencias vividas en representaciones de pensamiento abstractas. 

Uso de la metáfora en situaciones cotidianas

Dicho lo anterior, se puede representar la experiencia humana del arriba y el abajo, que en principio es solo una orientación física sujeta a la experiencia, en un esquema de pensamiento abstracto. 

Por ejemplo, en el área de la economía se dice “la bolsa hoy está arriba”. En el ámbito de las emociones se indica “hoy me siento abajo”. 

Así pues, la expresión metafórica construye los esquemas mentales, constituyendo el mecanismo de la actividad mental abstracta del sujeto y de la observación de las impresiones.

La metáfora es una relación de conceptos

Los conceptos que no están directamente fundamentados en la experiencia involucran a la metáfora, es decir, a la figuración mental

Por lo que se desprende de la noción de metáfora el pensamiento es imaginativo, dando lugar al pensamiento abstracto y al desplazamiento de la mente más allá de lo que se puede ver o sentir. 

La metáfora relaciona los conceptos específicos (representados con signos, palabras y símbolos) con los abstractos, que no son representables directamente. 

Sin la metáfora no es posible entender específicamente no solo la personalidad de figuras históricas como Alejandro Magno (se ha dicho que “Alejandro es un toro”), sino nociones abstractas de toda clase y uso.

La metáfora: características, construcción y ejemplos

Para fines didácticos, la metáfora es una relación por semejanza, una transgresión del código de la lengua, que se ubica en un plano paradigmático, de vertiente connotativa. 

El constructo puede ser creado manifiestamente o no sobre tres elementos (comparado, comparante y base de comparación). 

Tiene por fin producir una ilusión, insinuar algo distinto de lo afirmado, por medio de una comparación que está en la mente y que se fundamenta en un atributo dominante en comparante y comparado.

El objeto primordial de la construcción metafórica es la artificiosidad de la expresión, la consecución de un lenguaje construido, cuyo objetivo central es el de sustituir y ampliar la dimensión monosémica (un solo sentido).

En tal sentido, las palabras utilizadas denotativamente, en escenarios en los que el lenguaje es solo medio de comunicación, no un fin en sí mismo.

Para crear una metáfora se debe determinar el objeto que se va a intervenir. No se convierte en metáfora todo el enunciado, porque la comprensión del texto sería una tarea cuesta arriba. 

La metáfora se asienta en aquellos objetos dentro del texto que llevan la carga semántica esencial. En este sentido, primero se debe crear un texto meramente denotativo, luego se hace una relación de los focos semánticos y posteriormente se pasa a su manipulación.

Las cualidades de las cosas relacionadas mediante la metáfora

Lo anterior entonces marca la pauta para la relación de las cualidades de estos focos y previsión paradigmática de las derivaciones semánticas que se quieren lograr. 

Ello supone la previa conformación de una lista de las cualidades u objetos, en general, con los que se va a establecer la comparación de base. Por ejemplo, si en el texto la palabra clave es “manos”, habría que realizar el inventario de sus rasgos relevantes, para poder actuar sobre ellas. 

Otro ejemplo: “las manos de aquella mujer son blancas” puede ser recreado a “las manos de aquella mujer son como el mármol blanco”. El lector podrá interpretar la metáfora según sus propias concepciones y prejuicios, abriendo el campo interpretativo hacia la polisemia.

Metáfora

Los pasos tentativos para la construcción de la metáfora

Un último paso es la formulación de la construcción interpuesta. En concreto, debe cumplir las características siguientes: 

1.- La frase o sintagma creado no implicará una doble descodificación, ya que la forma que se presenta no traduce su significado de base sino un significado diverso.

No obstante, este significado es tan real como el primero (es la norma de transgresión del significado).

2.- La formulación lingüística tiene unas posibilidades restringidas: por ejemplos, “cabellos de oro” o “el oro de sus cabellos es…” 

Las formulaciones negativas e interrogativas quedarían fuera, debido a que carecen de significado y suponen una negación tácita, respectivamente: “sus pies no son de mármol blanco”; “¿cabellos de oro?”

A continuación; se presentan una serie de metáforas, a manera de ejemplo para los lectores: 

  • “Las ideas que propuso me dejaron un sabor amargo”. 
  • “Hay demasiadas ideas aquí para que yo pueda digerirlas todas”. 
  • “Él es un voraz consumidor de ideas nuevas”. 
  • “Esta idea ha fermentado durante años”. 
  • “Aquellas ideas medievales viven aún”. 
  • “Aquella idea debería resurgir”. 
  • “En esa idea respiró una nueva vida”. 
  • “Esta idea está ya fuera de moda desde hace años”. 
  • “Berkeley es un centro de pensamiento de vanguardia”. 
  • “La idea de revolución no está ya en boga”. 
  • “Su idea ha llegado a ser bastante chic”. 
  • “Darwin es el padre de la biología moderna”. 
  • “Esa idea está aún en la infancia”. 
  • “Lo tienen bajo la lupa”. 

La metáfora en Psicología

En principio, la Psicología Cognitiva acepta la denominación de “metáfora del ordenador”. Y es que en la investigación especializada se ha introducido el modelo computacional de la mente como un punto de vista epistemológico válido. 

En otras palabras, se ha incluido a la metáfora, o el modelo computacional de la mente, como un modelo epistémico legítimo para acceder a la mente humana.

Como ha quedado claro la metáfora es una figura del habla que presenta una comparación implícita entre dos entidades desiguales, y que conlleva un paréntesis cualitativo entre objetos determinados…

En su aspecto pragmático, operatorio, la metáfora computacional ha representado un recurso creativo o heurístico fructífero que, apoyado en una fuerte base metodológica, ha puesto al descubierto nuevas áreas de disertación y ha facilitado la obtención de un numeroso repertorio de datos importantes. 

De tal manera, la Psicología humana se ha reorientado al modelo técnico, de manera que la máquina se ha convertido en la gran metáfora que capitaliza la noción de “ser humano”. La concepción homo faber podría ser vista como una figura paralela a la de esta revolución, enfocada en el protagonismo de la máquina.

Compartir
Dejar un comentario

Gracias por visitarnos

Somos WikiPsicologia, un espacio hecho por profesionales donde buscamos expandir el conocimiento en esta ciencia social tan importante.

Actualmente nos visitan alrededor de 500.000 personas mensualmente desde todo el mundo, y continuamos creciendo; llevamos desde 2019 creando contenido y continuamos haciéndolo.

¿Cuál es nuestro objetivo? Que ante la necesidad de información, pueda estar al alcance de todos!

¿Alguna pregunta o algún tema que necesites que desarrollemos? Puedes contactarnos a través de [email protected] y comentarnos; o bien puede que esté programado para ser publicado (cargamos más de 30 contenidos al mes) o bien lo agregaremos en agenda para trabajarlo pronto.

Gracias!