julio 24, 2024
Las redes sociales generan ansiedad

¿Las redes sociales generan ansiedad?

Existe una relación muy estrecha entre el uso de las redes sociales y el bienestar emocional. En la actualidad se considera que esta es una herramienta de uso básico que facilita la comunicación entre personas alrededor de todo el mundo. No sólo tiene usos prácticos que proporcionan múltiples beneficios al público dentro de sus vidas personales, sino también que trata de satisfacer sus necesidades comerciales. 

Sin embargo, la conexión virtual constante también puede ayudar a desarrollar un tipo de adicción muy particular que surge a raíz del uso excesivo de este instrumento. Como casi siempre sucede con cualquier novedad tecnológica, su uso inadecuado es lo que genera un nuevo tipo de problema de índole social y psicológica. 

En ocasiones, las personas se han acostumbrado tanto al uso de las redes sociales, que se han olvidado de analizar el gran impacto que supone su influencia sobre nuestra cotidianidad como sociedad. Ejercen un papel muy importante en las relaciones personales, laborales, académicas, comerciales e inclusive en las relaciones sentimentales. 

Por todos estos factores anteriormente mencionados es por ello que pueden generar diversas respuestas emocionales como la tristeza, el estrés y sobre todo ansiedad. Lo más destacable del uso de esta tecnología es que se ha convertido en un adicto que establece nuevas normas sociales modernas que están implícitas. Esto significa que constantemente se experimenta la necesidad de realizar publicaciones que a su vez se ven reforzadas por interacciones como los “likes”, los comentarios y la suma de nuevos seguidores. 

En consecuencia se trata de una actividad que proporciona a nivel cerebral cierta satisfacción, básicamente se trata de una sensación placentera pasajera. Para ser más específicos se asocia a un mecanismo de recompensa que repercute en la producción de hormonas como la dopamina. Cada individuo se desarrollará a distintos niveles de apego, adicción u obsesión, asimismo tendrá distintas respuestas y repercusiones en la salud mental. 

¿Qué son las redes sociales y cómo se relacionan con la salud psicológica? 

Las redes sociales son plataformas permiten que cada persona cree un perfil de usuario personal, en las mismas se agrega información que puede o no corresponderse con quienes son en la realidad. De esta manera podrán compartir tanta información como cada quien decida y socializar a partir de ellas. Ejemplos de este tipo es compartir opiniones acerca de intereses y gustos particulares, así se integran a comunidades en donde interactúan con personas con tendencias afines. 

Estas redes son solo otro nuevo mecanismo creado por los propios seres humanos para facilitar su comunicación. Cada invención tecnológica ha tenido una finalidad particular distinta, pero a nivel general se considera que su principal campo de acción es que las personas puedan expresarse libremente. 

Debido a que el ser humano es un ser social, continuamente con el pasar de los años programa nuevos medios y técnicas que le faciliten vivir en grupo. Asimismo estos recursos son adaptados a diversas situaciones en las cuales se necesita que algunos mecanismos de acción puedan realizarse de una manera más rápida y precisa. En consecuencia, se podría afirmar que actualmente las redes sociales tienen una mayor influencia de lo que se supuso al principio. 

Desde los años de la década de los 90 se comenzó a escuchar acerca de una tecnología identificada con el nombre de internet. La misma fácil daba la conexión de personas en distintas partes del mundo a través de sus ordenadores, los mismos debían estar conectados a esta red la cual permite el intercambio de información en distintos formatos. 

Por medio de esta misma tecnología es como se empezaron a crear nuevos sistemas y programas basados en su uso. Eventualmente se desarrollaron plataformas que tendrían finalidad específicas, lo cual supuso que las personas comienzan a interactuar entre ellas con una finalidad meramente social. Plataformas como Facebook o Tumblr son sólo algunos de los ejemplos iniciales que precedieron a plataformas más actuales tales como Twitter e Instagram por ejemplo. 

Continuamente se crean nuevas aplicaciones y programas que integran nuevas funciones, algunas resultan más atractivas para ciertos sectores de la población. Según las estadísticas los niños, adolescentes, jóvenes y jóvenes adultos son quienes más consumen este tipo de productos. Pero también se considera que este grupo de personas son más vulnerables a sucumbir a los efectos negativos de su uso inadecuado. 

Las redes sociales generan ansiedad

¿Las redes sociales generan ansiedad en niños?

Generalmente los niños no suelen tener facilidad para acceder a las redes sociales debido a que sus progenitores establecen límites. Sin embargo, se ha observado un incremento de casos de menores con edades comprendidas entre los 11 hasta los 15 años, este sector representa a los individuos que han comenzado a ser parte de estas comunidades virtuales. Pero no siempre cuentan con la adecuada vigilancia de adultos que regulen su utilización, lo cual es un peligro para ellos. 

La repercusión de las redes sociales en el grupo de niños, adolescentes y jóvenes; queda evidenciado en las propias estadísticas. Simplemente con verificar los casos de bullying cibernético se puede observar que lamentablemente las estadísticas se mantienen estables. Esto significa que estas plataformas están siendo utilizadas con fines negativos, lo cual a su vez también es un claro indicador de que se necesitan más recursos para vigilar y regular. 

Dentro de las etapas de desarrollo del ser humano la adolescencia es en sí misma una época crucial. Es aquí donde se aprenden diversas lecciones de vida que a su vez están asociadas con prácticas sociales que facilitarán su interacción con otras personas. De esta manera podrán convertirse en seres independientes y capaces de construir relaciones familiares y también conformar una identidad propia. 

Es por ello que la interacción social entre adolescentes y los adultos jóvenes está fuertemente influenciada en lo que acontece dentro de estas redes actualmente. Principalmente se trata de una comunicación digital, la misma que ha desplazado la interacción personal cara a cara. 

Si en un principio tenían una finalidad más positiva esto ha quedado relegado. Según expertos en psicología, quienes se hacen adictos al uso de estas tecnologías usualmente lo hacen para contrarrestar la soledad, tristeza, exclusión y el rechazo social. Se trata de una ventana abierta al mundo exterior que les proporciona cierta satisfacción al lograr interactuar con personas que de otra manera no podrían conocer. 

Sin embargo, surge el efecto denominado síndrome FOMO (siglas en inglés de “Fear of missing out”, es decir miedo a perderse algo). No siempre las personas comprenden cuales el uso más adecuado de estos recursos, eventualmente desarrollan una necesidad impulsiva por consultar estas redes constantemente. Les genera temor no enterarse de todo lo que sucede en tiempo real, asimismo crean vínculos afectivos con amigos virtuales que realmente no pueden verificar su identidad. 

Se escucha mucho mencionar a los famosos “Influencers”, se trata de un colectivo de personas que representan ser un riesgo para la población en general. Son personas que crean personajes virtuales que se alejan de la realidad al realizar prácticas y hacer consejos que pueden ser poco favorables para ciertas personas. En consecuencia sus seguidores pueden padecer alteraciones emocionales debido a la presión que les genera no poder ser igual que sus ídolos. 

Las personas viven en una hiperactivación constante, y esto significa que cualquier cambio en sus redes les generará ansiedad. Es por ello que es muy común observar cambios en la personalidad y en el comportamiento, a nivel cognitivo conductual realizarán una transformación orientada a poder vivir y agradar a quienes conforman la comunidad virtual a la cual se han insertado. Agradar y ser aceptados es su única meta a seguir, es por ello que tiene un papel psicológico fundamental en la gestión emocional de estos individuos. 

¿Las redes sociales generan ansiedad en adultos?

En el caso de los adultos los aspectos anteriormente descritos no cambian radicalmente. Los mismos problemas se mantienen pero se extrapolan a otros ámbitos de la vida personal, sobre todo cuando se trata de las relaciones de pareja y las relaciones laborales. La intimidad de cada individuo se ve amenazada debido a la utilización de información personal de una manera poco ética. 

Asimismo, algunos individuos son más sensibles a crear amistades virtuales que se asocia con relaciones tóxicas. Ejemplos de este tipo son las fotos narcisistas, los comentarios acosadores, la alimentación del ego, el exhibicionismo, trastornos alimentarios e inclusive problemas de autoestima. Eventualmente las personas enfrentarán poca tolerancia ante la frustración por no lograr encajar en un ideal social o estético específico. 

En los adultos se observan patrones de conducta que están orientados a realizar publicaciones que tratan de nutrir su ego, los mismos tratarán de causar una mejor impresión ante los demás. Está la creación de una falsa realidad eventualmente traerá repercusiones negativas en el autoestima. Es una clara evidencia de la falta de seguridad en sí mismos, todo ello surge porque se hacen comparativas con otras personas y otras vidas. 

Aquellos adultos que desde una edad temprana desarrollan algún tipo de trastorno psicológico asociado al uso de estas redes se encontraban en mayor peligro. Entraría en juego el tema de la autoestima y la personalidad, es muy probable que estos individuos tengan deficiencias en sus habilidades sociales y problemas de comunicación. En estos casos en particular hay mayor predisposición a desarrollar un trastorno depresivo como consecuencia

Por otra parte también están en juego las insatisfacciones personales reales de cada persona, las mismas tratarán de ser solventadas por medio del mundo virtual, lo cual podría hacerse a corto plazo. Sin embargo, a largo plazo en términos generales comienza a experimentarse complicaciones para lograr una total estabilidad personal debido a la influencia de estas redes. Ejemplos de este tipo son los trastornos o adicciones tecnológicas

Las redes sociales generan ansiedad

Límites y sugerencias

Este es un tema que puede ser abordado desde distintos ángulos, independientemente de cuáles sean los recursos o las normas que se desean aplicar nunca se debe descuidar el bienestar psicológico. La mayoría de los expertos aconsejan que se deba limitar su uso a sólo 20 o 30 minutos diarios. Regular el tiempo es muy importante para evitar efectos negativos a nivel mental, asimismo se brinda mayor oportunidad a tener hábitos asociados a un estilo de vida más positivo. 

Algunas de estas plataformas son conscientes del problema que pueden generar en ciertos individuos. Es por ello que han integrado funciones que cuentan con alertas que ayudan avisarnos cuando hemos pasado demasiado tiempo utilizándose. Se aconseja activar estas mismas funciones que por ejemplo se encuentran disponibles en YouTube y en Instagram. 

Por otra parte los progenitores de menores de edad y de adolescentes, siempre deberán estar al tanto de lo que acontece en las vidas académicas y sociales de sus representados. La finalidad es lograr identificar a tiempo aquellas situaciones de abuso y acoso que puedan ser controladas y limitadas. 

Nunca se debe descuidar la planificación de alternativas de ocio que no necesariamente están asociadas al uso de recursos digitales. A nivel familiar y social se debe reforzar las relaciones interpersonales, al conectar con otras personas realizando actividades afines como los deportes y otras actividades recreacionales. 

La ansiedad y la depresión a nivel social son un problema que debe ser abordado mediante la promulgación de un uso responsable y consciente. Es cierto que la mayoría de la comunicación y retroalimentación que recibimos en línea es muy común, sobre todo para su uso en el campo laboral y académico por ejemplo. 

Pero eventualmente su impacto podrá ser controlado y limitado para solamente aplicarlo en actividades que realmente sean útiles y que lo ameriten. Todos somos responsables de cómo, cuándo y cómo; esta herramienta es utilizada con fines positivos. 

Compartir
Dejar un comentario

Gracias por visitarnos

Somos WikiPsicologia, un espacio hecho por profesionales donde buscamos expandir el conocimiento en esta ciencia social tan importante.

Actualmente nos visitan alrededor de 500.000 personas mensualmente desde todo el mundo, y continuamos creciendo; llevamos desde 2019 creando contenido y continuamos haciéndolo.

¿Cuál es nuestro objetivo? Que ante la necesidad de información, pueda estar al alcance de todos!

¿Alguna pregunta o algún tema que necesites que desarrollemos? Puedes contactarnos a través de [email protected] y comentarnos; o bien puede que esté programado para ser publicado (cargamos más de 30 contenidos al mes) o bien lo agregaremos en agenda para trabajarlo pronto.

Gracias!