febrero 23, 2024
juicio ético

Juicio ético

Psicológicamente se desarrolla un sistema de valores que ayuda a las personas identificar cuáles situaciones o circunstancias son las más adecuadas. Es decir, estos patrones sirven como una guía para hacer una reflexión sobre posibles dilemas éticos que nos planteamos continuamente. Se analizan todas las posibles alternativas, para luego considerar aquello que es más conveniente y que puede aplicarse en determinados contextos. 

El origen del juicio ético precisamente radica en la posibilidad de solucionar cualquier problema que se esté enfrenta. Es una herramienta fundamental para la toma de decisiones en relación con el ámbito personal y social. Posee una gran importancia porque de esta manera se desarrollan capacidades para discernir de una forma más eficiente. Algunas personas lo utilizan con la finalidad de poder justificar sus propias acciones, otras para lograr comprender tanto el origen como la solución de problemas. 

¿Qué es el juicio ético?

El juicio ético es el conjunto de perspectivas o factores que influyen al momento de tomar una decepción. Se trata de un complejo proceso en el cual se trata de encontrar la opción que más se adecúa a la solución de un problema o lograr llevar a cabo un objetivo. Este va a corte a una guía moral y ética, pero finalmente resulta ser una decisión individual que sin embargo sigue teniendo una relación directa con los valores morales de una sociedad. 

La ética como tal tiene sus orígenes en la antigua Grecia, el término del idioma griego denominado como “ethos” definía a ciertas costumbres. Como parte de la filosofía se trata de especificar mediante diversos estudios como éstos influyen en las relaciones humanas. Sin embargo, también se le atribuye otro significado distinto el cual se apega más a las normas que deciden cuáles comportamientos son apropiados. 

Como tal el concepto del juicio ético es de uso más reciente, está engloba a todos los problemas interpersonales y sociales tratando de solventarlos. Se establece un razonamiento que es necesario para poder elegir actitudes y acciones que resulten ser más convenientes para determinadas situaciones. 

Según este tipo de juicio cada decisión deberá tomarse tomando en consideración las normas sociales vigentes, también al conjunto de valores que han sido finalmente reconocidos como correctos. Así es cómo se logra encontrar soluciones a cada dilema ético, se analizan todas las opciones y las posibles consecuencias. 

Algunos pueden definir este término como una decisión conveniente a nivel personal, cada persona empleada la lógica y la razón para poder determinar cada decisión. Todo ello se realiza basándose en el conocimiento que se tiene en relación con aquello que se considera como bueno o malo. Debido a estas características guarda una estrecha relación con el juicio moral, sin embargo cada uno de ellos presenta sus particularidades. 

juicio ético

Relación con la psicología 

Desde el punto de vista de la psicología el juicio ético ayuda al desarrollo de capacidad para comprender las consecuencias de las propias acciones. Cada persona posee su propia opinión acerca de las diferencias que existen entre las responsabilidades y las emociones, para evitar confusiones se hace necesario desarrollar un relativismo subjetivo con respecto a estos temas. La culpabilidad y voluntarismo son sensaciones que pueden influenciar el punto de vista ético, para luego desmoralizar al individuo. 

Las personas aprenden a justificar todos sus actos, sin embargo es difícil demostrar tener objetividad. Por lo tanto, estas justificaciones no se adecuan a la realidad y no pueden ser plausibles. Cada decisión implica estar enfrentando una realidad, resulta ser imprescindible el desarrollo del juicio ético porque se relaciona con habilidades como la autocrítica y la aceptación propia. 

También su importancia radica en la posibilidad de aprender a buscar la verdad. Se asume cualquier esfuerzo que permita esclarecer posibles certezas o hipótesis, se aprenda a confrontarlas mediante argumentos conscientes e inconscientes que interactúan constantemente. En ocasiones se tienen perspectivas conceptuales distintas que establecen límites en la construcción de las certezas. 

También este tipo de juicio influyen la formación del discernimiento, cada persona posee claros objetivos que son tomados por referencias abstractas y universales. Cada individuo comienza a definir cuáles son los principios, y valores y criterios que permitirán continuar con su vida. Al tener un marco concreto de estas características podrá resolver cualquier conflicto social y moral. 

Por ejemplo, el principio de libre albedrío siempre ha estado relacionado con implicaciones, tanto religiosas como científicas y jurídicas. Desde el punto de vista psicológico se considera que las personas controlan sus propias acciones de manera consciente, por lo tanto son responsables. 

¿Cuáles son las características del juicio ético?

A continuación se describen algunas de las características principales que posee el juicio ético. Aquí se puede observar claramente cuáles son las diferencias que posee en comparación con el juicio moral. Son las siguientes: 

  • El juicio ético se basa en los principios morales abstractos
  • Se trata principalmente de juzgado de manera generalizada los derechos en común, no se hace de manera parcializada. Se busca lograr respecta a las necesidades y opiniones de todos por igual. 
  • Prevalecen la perspectiva individual sobre las opiniones y relaciones sociales.  
  • Se formula un planteamiento en donde se trata de llegar a una solución que sea justa para todos, además se trata de evitar juzgar o prejuzgar tanto las opiniones como los resultados obtenidos. 
  • Tiene especial relevancia el procedimiento que se utilizará para determinar una decisión en concreto. 
  • Todas las personas han basado sus decisiones a nivel personal y profesional en base a un juicio ético. En algunos casos el resultado podría ser perjudicial para sí mismos, pero generalmente permite obtener beneficios para la mayoría de los involucrados. 
  • Se basa en el concepto de una justicia universal, ésta es aplicable a cualquier decisión o acción que se lleve a cabo. 
  • Las personas tienen responsabilidad y virtudes para tomar una serie de decisiones de manera consciente. Por ello deberán asumir las consecuencias y también responder de una forma que corresponda a cada situación. 
  • La ética tiene una naturaleza científica y además fórmula planteamientos sistematizados y organizados. Estos podrían estar sujetos a una comprobación efectuada por más de una persona. 
  • Se caracteriza por ser racional y se basa en una metodología lógica. Por lo tanto la secuencia de los hechos que siguen una pauta que demuestra inteligencia y voluntad para llegar a un resultado. 
  • Este tipo de juicio es práctico porque resulta ser más funcional y congruente con el contexto en el cual se desea aplicar. Además puede adaptarse de una mejor manera la propia personalidad de la persona que trata de tomar esta decisión. 
  • Plantea una serie de normativas que establecen un carácter propio pero también guardan una estrecha relación con leyes, tanto personales como sociales. 

Tipos y ejemplos

El juicio ético estudia tanto las acciones como también los valores por los cuales seguían las personas en determinadas situaciones, cuyos resultados podrían afectar a otros de una manera distinta. La ética y la moral siempre mantendrán una relación debido a sus implicaciones sociales y psicológicas, sin embargo algunos autores proponen separar ambos conceptos para tener una mejor precisión de lo que tratan de definir. 

La ética como tal trata de responder preguntas puntuales que cuestionan que aspectos pueden considerarse correctos y cómo pueden ayudar a alcanzar un ideal de vida. No debe confundirse con el comportamiento de las personas que responden a ciertas convenciones sociales o a creencias impuestas. Realmente aborda cuáles son aquellos aspectos idiosincráticos y de la personalidad que influyen en la toma de decisiones. 

Se puede distinguir distintos tipos de ética los cuales responden a ciertos temas en particular, además pueden verse influenciados por algunos elementos presentes en la sociedad. En la actualidad se considera que tiene por finalidad generar la reflexión filosófica, sin embargo también hay otros temas de igual relevancia.  A continuación se describen cuáles son los tipos de ética: 

  • La meta ética es una rama de la ética que ayuda interpretar cuáles son las propiedades y atribuciones éticas de ciertas acciones y juicios. Se enfoca en tratar de esclarecer conceptos que no necesariamente tratan de brindar respuestas o justificar, en una perspectiva más amplia se centra en conceptos más ambiguos. 
  • La ética normativa establece cuáles son los parámetros o postulados que describen y controlan el comportamiento humano. Además de brindar respuestas a preguntas relacionadas con cómo se debe de actuar, también brinde información de ciertos estándares desde un punto de vista más para. Resulta ser de ayuda para lograr desarrollar la capacidad para tomar decisiones y acciones. 
  • La ética aplicada realiza un planteamiento analítico de situaciones particulares dentro de un contexto más definido, aquí se incluyen todas las prácticas y también oficios que a su vez poseen códigos propios. Cada persona someter a sus conflictos internos a este juicio, es aplicable a las prácticas profesionales en las que se desarrolla lineamientos éticos propios. Es ideal para las investigaciones científicas y cuando se trata de innovar. 
  • La ética descriptiva para algunos es considerada como una de las tipologías menos prácticas, ello se debe a que mantiene un enfoque que está determinado por ciertos patrones de pensamiento individuales. Es aplicable a la investigación empírica debido a que influyen las actitudes tanto individuales como también a nivel grupal. Posee un carácter reflexivo que a su vez se relaciona con la capacidad de observación. 

El juicio ético es aplicable a situaciones cotidianas de la vida cuando es importante tomar una decisión, por ello su aprendizaje resulta ser imprescindible como base de la educación. Este tipo de juicio permite entender que cada elección contraviene a algunos códigos morales que son ampliamente aceptados por la sociedad. De esta manera se tiene en cuenta todas las consecuencias que tiene para el conjunto social y también a nivel personal. 

A continuación se describen algunos ejemplos que demuestran estas reflexiones y contradicciones. Mediante su análisis se hace una reflexión sobre temas que son especialmente importantes para la sociedad a nivel general. Son los siguientes: 

  • Las mentiras son generalmente consideradas como características que hacen que se pierda la credibilidad y la confianza, sin embargo algunos consideran que es un recurso necesario en determinadas situaciones. 
  • El maltrato animal suele castigarse con severidad desde el punto de vista social y legal. El maltratador es catalogado como una persona como él y que podría extrapolar su comportamiento para dañará a los seres humanos. Sin embargo, algunos podrían justificar a estas acciones como un acto de defensa propia. 
  • En los exámenes académicos quienes deciden cometer infracciones ya sea copiando o facilitando las respuestas a sus compañeros, por consecuencia dejan de tener la confianza de sus profesores. Sin embargo, los compañeros que se beneficiaron reforzarían su confianza y admiración. 

juicio ético

Relación con el juicio moral 

La ética trata de analizar todos los comportamientos al suministrar criterios para su adecuado análisis, se hace con la finalidad de reflexionar sobre temas contenidos en la moral. La moral como tal indica normas y criterios que han sido avalados por unanimidad, podría afirmarse que obliga a las personas a seguir estos mismos procedimientos. 

Si bien ambos conceptos posee la similitud de calificar determinadas acciones, la misión que ambas poseen es distinta. La moral se enfoca en definir como se darán las relaciones entre las personas con sus propios intereses. En cambio, la ética amplía esta perspectiva al permitir que se haga una reflexión más personal acerca de los mismos. 

Ambos influyen en las costumbres y en las formas de actuar de las personas, en gran medida a estas son evaluadas como correctas o no. Lo que les diferencia radica en que se fundamentan en raciocinios en los que prevalece las normas (moral) y el criterio propio (ética). 

El juicio ético se considera que es una herramienta imprescindible para el ser humano, le ha permitido entender las normas y comportamientos sociales desde hace varios siglos. Formalmente la épica comenzó a ser estudiada a partir del siglo XVIII, posteriormente se han realizado varios tratados que tratan de explicar su funcionamiento e influencia. Por ejemplo, es un tema que tiene importancia para la antigua civilización griega. 

Para no confundirlo con el juicio moral se debe tener en cuenta cuáles son los rasgos diferentes. El primero de ellos es el raciocinio, este elemento influye en el momento de tomaron una decisión, en el caso del juicio moral esto se hace tomando como referencia acciones y conductas que son aceptados por unanimidad en una sociedad. En cambio, la ética permite hacer espacio a la posibilidad de tener opiniones propias

Compartir
Dejar un comentario

Gracias por visitarnos

Somos WikiPsicologia, un espacio hecho por profesionales donde buscamos expandir el conocimiento en esta ciencia social tan importante.

Actualmente nos visitan alrededor de 500.000 personas mensualmente desde todo el mundo, y continuamos creciendo; llevamos desde 2019 creando contenido y continuamos haciéndolo.

¿Cuál es nuestro objetivo? Que ante la necesidad de información, pueda estar al alcance de todos!

¿Alguna pregunta o algún tema que necesites que desarrollemos? Puedes contactarnos a través de [email protected] y comentarnos; o bien puede que esté programado para ser publicado (cargamos más de 30 contenidos al mes) o bien lo agregaremos en agenda para trabajarlo pronto.

Gracias!