julio 24, 2024
Desarrollo social

Desarrollo social

En principio, habrá que subrayar que el tema que ocupa estas líneas está referido al desarrollo social de los niños, lo que se inserta en la psicología del desarrollo. 

El estudio del “desarrollo social” podría comenzar a definirse con la siguiente pregunta: ¿cómo armonizan los niños con los demás? 

Las características del desarrollo social en psicología

Ocurre que el desarrollo social es un cuerpo de estudio que comprende los modelos de conducta, los sentimientos, las actitudes y las concepciones, que los niños muestran en su interacción con los demás y a la forma en que estos aspectos tan heterogéneos cambian con la edad.

Los estudiosos del tema se interesan en el cambio de los niños a través del tiempo: en cómo cada vez se hacen menos dependientes de sus representantes (sean sus propios padres o no).

Igualmente, importa el dominio que los demás ejercen sobre ellos. Esto los transforma. También, cómo desarrollan la capacidad de entablar amistades, de cómo la comprensión de las pautas de la vida social modela paulatinamente sus conductas, etcétera.

Fundamentos y características del desarrollo social

En psicología, las denominadas funciones psicológicas -cognoscitiva, afectiva y social- han jugado un papel esencial para el estudio del comportamiento humano. 

De hecho, la noción de “desarrollo social” obedece a una de estas funciones. Pero, es importante destacar que tal división tiene un sentido más teórico que práctico, porque es obvio que la diferencia es relativa, a la luz de la ampliación de los estudios en psicología

En el “desarrollo social”, los niños poseen sentimientos respecto a los demás, lo que deja en evidencia que la conducta social no puede ser separada de las emociones. Y esto es más evidente en los niños, sobre todo en los primeros años de vida, cuyo control sobre sus emociones es más débil. 

Toda conducta involucra un componente emocional, indistintamente si se trata de un adulto o un niño, o si se produce como respuesta al entorno social o material. 

Sin embargo, las emociones más fuertes se generan en el ámbito de las relaciones interpersonales (la vida familiar es un buen ejemplo de ello) que en las interacciones con objetos. A tal efecto, en el mundo de las relaciones interpersonales carece de sentido establecer límites entre las funciones sociales y emocionales. 

Funciones sociales y funciones cognitivas

Lo anterior también es aplicable cuando se confrontan las funciones sociales con las funciones cognoscitivas

Los psicólogos estudian las funciones cognoscitivas como un asunto perceptivo entre cuerpo-mente y realidad, o dicho de otra manera, la cognición depende de estímulos físicos. 

No obstante, la cognición no es solo la conciencia que las personas tienen del mundo de las cosas, sino qué piensan de los demás. En consecuencia, la definición de “desarrollo social”, expuesta anteriormente, tenía que incluir la idea -el concepto- que tienen los niños respecto a sus semejantes. 

Un motivo más determinante para la aseveración anterior es que los niños son capaces de percibir, recordar, pensar en, interpretar y edificar las conductas de otros individuos y de sí mismos. Como es natural, los niños usan sus funciones cognitivas para conducirse en el ámbito social.

A este nivel, el asunto de la cognición social es de suma importancia dentro de la investigación del “desarrollo social”, debido a que cualquier actividad en el entorno social produce seguramente tanto experiencias cognitivas como emocionales.

En suma, la investigación del “desarrollo social” se centra en los asuntos interpersonales de la conducta de los niños, que incluye necesariamente las cuestiones cognoscitivas y afectivas.

Desarrollo social

Importancia del desarrollo social

En psicología infantil, uno de los puntos medulares de interés está alrededor de las razones del cambio durante el desarrollo. La investigación descriptiva pone al descubierto que existen diferencias con la edad y otorga datos sobre la naturaleza de dichas diferencias.

Algunas preguntas son interesantes en el desarrollo de este tema, tales como las siguientes:

  • ¿Cómo se explica que los niños comiencen a mostrar indicios de conocimiento de sí mismos en algún momento, cuando transcurre su segundo año de existencia?  
  • ¿Cómo se explica que las habilidades de asumir un rol se desplieguen en forma nítida al final del periodo preescolar? 
  • ¿Cómo se entiende que con la conquista de la adolescencia se hace manifiesta un acentuado incremento de la intimidad que define a las amistades? 
  • ¿Qué fenómenos son los que causan dichos cambios? 

Estas cuestiones, vinculadas con los mecanismos que intervienen en el crecimiento psicológico, son los puntos medulares de la psicología del desarrollo. Las respuestas aún hoy no están totalmente definidas.

Otras consideraciones sobre este tema

Otras cuestiones están dirigidas a conocer: ¿por qué existen las diferencias individuales entre los niños? 

Es decir, ¿por qué un niño es menos sociable que otro? ¿Depende de su naturaleza? ¿De su crianza? ¿Es la mezcla de ambas? ¿Por qué existen niños que manifiestan actitudes desviadas, como la delincuencia? 

Otra pregunta: ¿cuál es la importancia de la influencia de los representantes o padres en el desarrollo de la personalidad de los niños? Sobre todas estas cuestiones quedan aún muchas lagunas, pero son temas de investigación de la psicología del desarrollo.

La complejidad planteada describe la naturaleza multidimensional del desarrollo psicológico y la dificultad para desenredar la naturaleza de la conducta de los niños y las causas de la misma.

La investigación actual sobre el desarrollo social

Los estudios precedentes de la conducta social de los niños los veían esencialmente como individuos. Vista así, la conducta social del niño sería una propiedad del mismo. 

En esta perspectiva, el interés se centró en la edad en que los niños llegaban por primera vez a situaciones específicas, como la iniciación del miedo a los extraños o la conducta de cooperación, etc. 

Además, se buscaba determinar las diferencias entre grupos de niños (nivel de agresividad en los niños por sexo, cómo se afecta la sociabilidad de los hijos únicos versus los que no lo son). 

Se estudiaba, asimismo, la naturaleza de las diferencias individuales, si la celeridad del desarrollo social va a la par con el desarrollo intelectual, si la agresión es un rasgo unitario…

Desarrollo social

El elemento más importante: el entorno

Todos los factores inmediatamente anteriores serían insuficientes si no se toma en cuenta un elemento esencial en el desarrollo de la conducta social: los niños en su entorno. 

En otras palabras, la investigación se ha ido más allá de los acontecimientos internos de los individuos, volcándose en el estudio de las mediaciones entre los mismos. 

De esta manera, la madre y el hijo, por ejemplo, se convirtieron en la unidad básica o inicial de interés, más que el individuo en sí mismo. De aquí, se expandió hacia la familia, el grupo de compañeros, entendiendo que la dinámica es multi-interactiva e influyente. 

Como es obvio, la familia es parte integrante de estructuras sociales de mayor amplitud, como el barrio o el entorno cultural que frecuenta, y a su vez estos elementos influyen en lo que ocurre en el seno de las familias.

En tal sentido, la historia del estudio del desarrollo social en los últimos años ha derivado en una mayor conciencia de la relevancia del contexto. 

La conducta individual de los niños adquiere sentido por las relaciones en las que se encuentra, familiares y sociales. La conducta individual del niño se debe estudiar entonces en un amplio contexto de relaciones.

A modo de conclusión

El desarrollo social infantil ha sido asociado más recientemente con la noción de competencia social. Se han postulado sus elementos más relevantes, tales como:

  • La capacidad de interactuar de forma efectiva con el entorno
  • La conquista de metas sociales relevantes
  • La idoneidad para cumplir de manera proba complejas interacciones interpersonales
  • Destrezas particulares como la creación de amistades.

Y, además, la adquisición de habilidades para destacarse y ser aceptado por sus compañeros. La visión general, sin embargo, no deja de estar sumergida en valores de juicio. 

En suma, los factores más importantes que intervienen en el desarrollo social del niño son: aprendizaje social, normatividad ético-social y relaciones interpersonales, en la dimensión familiar, escolar y grupal.

Compartir
Dejar un comentario

Gracias por visitarnos

Somos WikiPsicologia, un espacio hecho por profesionales donde buscamos expandir el conocimiento en esta ciencia social tan importante.

Actualmente nos visitan alrededor de 500.000 personas mensualmente desde todo el mundo, y continuamos creciendo; llevamos desde 2019 creando contenido y continuamos haciéndolo.

¿Cuál es nuestro objetivo? Que ante la necesidad de información, pueda estar al alcance de todos!

¿Alguna pregunta o algún tema que necesites que desarrollemos? Puedes contactarnos a través de [email protected] y comentarnos; o bien puede que esté programado para ser publicado (cargamos más de 30 contenidos al mes) o bien lo agregaremos en agenda para trabajarlo pronto.

Gracias!