julio 24, 2024
depresiones en invierno

¿Por qué aumenta la depresión en invierno?

La materia resulta interesante para quienes viven en países con cuatro estaciones. Como sabemos, la etapa invernal corresponde a una disminución drástica de la temperatura, acompañada de lluvia, granizo y nieve, en las regiones más cercanas a los polos norte y sur. 

En el ámbito de la psicología clínica, se ha reconocido que ciertas personas sufren episodios depresivos coincidentes con el invierno, especialmente, y periodos de eutimia o manía en primavera o verano. Estos trastornos del humor se han denominado Trastornos Afectivos Estacionales (TAE)

En 1980, el psiquiatra africano Norman E. Rosenthal, escribió las primeras observaciones sobre este padecimiento y varios años después propuso el nombre del mismo. En 2005, firmó el texto Winter Blues, en el que abordó el tema. Para esta fecha, dicho trastorno forma parte del Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (por sus siglas en inglés, DSM).

La manifestación más recurrente de este trastorno sucede, como se dijo, en invierno, aunque en algunos casos se han reportado síntomas en primavera y verano. 

Conceptualización del TAE

El Trastorno Afectivo Estacional (TAE) es una patología habitual en la consulta clínica, cuya dominancia se encuentra entre el 1 y el 10% de la población mundial. Se reportan más casos en países del norte de Europa (en Noruega, Finlandia, Suecia y Dinamarca). El trastorno conlleva la aparición de estados depresivos, particularmente recurrentes en la estación invernal. 

En su fisiopatología participan distintos sistemas orgánicos, como los cambios del ciclo circadiano o biológico, la hipersensibilidad de la retina a la luz blanca, la reducción de la producción de neurotransmisores (especialmente de la serotonina) y la alteración del metabolismo de la melatonina. 

Es en sí una enfermedad de la mente, compatible con cambios de humor y depresión. La persona experimenta desconsuelo, ansiedad, astenia, falta de concentración, etc., trastornos que suelen aparecer en invierno y se superan en primavera. 

Considerando la complejidad del diagnóstico y las variables en juego, el especialista dará por diagnosticado el TAE cuando los episodios de depresión sean recurrentes y coincidentes con la estación invernal, luego de dos años de seguimiento. Asimismo, el criterio de diagnóstico concederá crédito al TAE cuando el paciente manifieste una total reducción de los síntomas (o paso de depresión a hipomanía), pasado el periodo invernal, por ejemplo, en primavera.

Además, el terapeuta constató el diagnóstico compatible con TAE en los casos de pacientes que a lo largo de su vida experimentan un mayor número de estados de depresión mayor, de carácter estacional, que los estados de depresión mayor experimentados, de tipo no estacional. 

por qué es peor la depresión en invierno

¿Quiénes son los más vulnerables?

El TAE, de manera recurrente, aparece en los individuos después de los 20 años; sin embargo, se han producido casos en niños de 8-10 años y en adolescentes. Con la edad adulta se reduce el riesgo de padecer el trastorno. El TAE aparece mayormente en mujeres jóvenes; no obstante, sí aparece en los hombres éste tiende a ser más grave. 

Los individuos con historiales familiares con el trastorno o quienes habitan más cerca de latitudes polares, experimentan mayores posibilidades de sufrir el TAE. Esta circunstancia está relacionada con la disminución de las horas de luz solar, en esas regiones remotas.

¿Cuál es la sintomatología del TAE?

El TAE se manifiesta mediante una serie de síntomas atípicos, como el incremento del deseo de comer, hipersomnia (somnolencia profunda), incremento de peso y alteraciones menstruales. Además, la libido se ve disminuida. 

Lo anterior, se acompaña de aislamiento social y ansiedad, que contrasta con el estilo de vida ordinario del paciente. Los sujetos prefieren la ingesta de alimentos con poco valor proteínico y vitamínico. En su lugar, prefieren los atracones con pastas, pan y dulces. Esta última sintomatología se ha relacionado con una reacción natural del organismo ante la disminución de la serotonina. En suma, los individuos prefieren la vida sedentaria y su ánimo decae severamente.

El TAE y el incremento de la depresión en invierno

No se sabe con exactitud científica por qué son recurrentes los episodios de depresión estacional, que bien han sido catalogados como TAE. Lo que sí parece indicar la data es que es un trastorno multifactorial y, en consecuencia, aquí entran en juego factores ambientales y genéticos. 

Es una constante que la poca cantidad de luz natural en invierno, en latitudes más cercanas a los polos norte y sur, es un componente a tener en cuenta. Asimismo, las cargas personales, culturales y sociales ejercen una influencia importante. En suma, los datos sugieren que la personalidad de los sujetos con TAE se diferencia de la de los sujetos con depresiones no consideradas estacionales o de los mismos sujetos sanos.

Por lo demás, los estudios en grupos con TAE sugieren un cambio en el ritmo circadiano. Como es recurrente, hacia la etapa invernal, los días se acortan, por lo que el organismo de los sujetos se despista al verse reducidas las horas de luz, propiciando la depresión.

Todos sabemos lo importante que es la luz natural para el organismo humano. La producción de melatonina y serotonina en el cerebro dependen de la luz. La melatonina aumenta durante el invierno (con niveles bajos de luz), lo  que estimula el sueño, y, paralelamente, disminuye la serotonina, la cual es antidepresiva. 

En cualquier caso, el dominio del trastorno en una región geográfica específica no está solo supeditado a la cuantía de luz existente (duración/claridad). Todo parece indicar que interfieren otros factores que afectan la presencia del TAE, a saber: nubosidad, escasez de luminosidad debido a edificios altos y polución.

Los grupos con TAE estudiados reportan que prefieren días luminosos y fríos, antes que nublados y calurosos, lo que indica que la luz natural es un factor importante para los pacientes con TAE.

depresión en invierno

Tratamientos para el TAE

Básicamente, se están implementando tres tipos de tratamiento, la fototerapia, la farmacoterapia y la psicoterapia, cuya aplicación, en uno u otro caso, depende de las condiciones generales y específicas del paciente. Sin ánimo de entrar en explicaciones más profundas, vale acotar rápidamente que la fototerapia tiene por fin reducir la caída del triptófano en los individuos con TAE.

Es un hecho que el triptófano es precursor de la serotonina, la cual actúa en la estimulación del estado de ánimo, la satisfacción y el apetito. Con la fototerapia se estimula su producción y así se persigue generar un efecto antidepresivo. Son bien conocidos los efectos que tiene la luz en el estado de ánimo y emocional.

Se ha observado que los individuos con TAE poseen una merma en su capacidad para procesar la luz, pero reaccionan adecuadamente a una iluminación intensa. Los síntomas poco comunes del TAE están vinculados con un nivel deficitario de exposición a una luz diurna.  Los individuos que están expuestos a bajos niveles de iluminación manifiestan síntomas depresivos poco comunes con más asiduidad que los que reciben más luz.

En cuanto a los fármacos más usados para el tratamiento del TAE destaca la fluoxetina, que actúa como antidepresivo. Además, se emplean otros medicamentos, como los betabloqueantes y, desde luego, las psicoterapias, siendo útil la cognitivo-conductual.

Sumada a la terapia psicológica, el paciente deberá pasar, al menos, 30 minutos al día en espacios exteriores y realizar deporte o algún tipo de actividad recreativa. Otros consejos buscan que el paciente acondicione su habitación, procurando que ingrese la mayor cantidad de luz posible durante la estación invernal.

Compartir
Dejar un comentario

Gracias por visitarnos

Somos WikiPsicologia, un espacio hecho por profesionales donde buscamos expandir el conocimiento en esta ciencia social tan importante.

Actualmente nos visitan alrededor de 500.000 personas mensualmente desde todo el mundo, y continuamos creciendo; llevamos desde 2019 creando contenido y continuamos haciéndolo.

¿Cuál es nuestro objetivo? Que ante la necesidad de información, pueda estar al alcance de todos!

¿Alguna pregunta o algún tema que necesites que desarrollemos? Puedes contactarnos a través de [email protected] y comentarnos; o bien puede que esté programado para ser publicado (cargamos más de 30 contenidos al mes) o bien lo agregaremos en agenda para trabajarlo pronto.

Gracias!