mayo 22, 2024
Dependencia química

Dependencia química

En la actualidad uno de los problemas de salud física y mental más importante es la dependencia química. De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud, se trata de una condición que en conjunto se caracteriza por presentar fenómenos fisiológicos, cognitivos y conductuales. Estos mismos están asociados al uso habitual y repetitivo de una sustancia en particular. 

Se puede afirmar que primero se debe crear una dependencia química para posteriormente ser un adicto. Esta es la génesis de las adicciones que se generan a partir de sustancias psicoactivas o a un grupo más amplio de sustancias farmacológicas de distinta índole. Sus características, causas y límites son analizados a continuación. 

¿Qué es la dependencia química? 

La dependencia química es un término que suele utilizarse cuando se trata el tema de la adicción a las drogas. Sin embargo, se trata de un tema mucho más amplio en el cual convergen múltiples aspectos internos y externos. Lo más destacable es la necesidad de consumir cualquier tipo de sustancia de forma compulsiva. Se trata de una condición que puede catalogarse como un tipo de trastorno mental y también físico. 

Hace referencia al comportamiento obsesivo, el mismo marca una diferencia entre un antes y un después. Esto significa que el paciente desarrolla una dependencia específica a un tipo de sustancia química, ésta le proporcionará los efectos deseados. Generalmente se trata de drogas recreativas, pero su uso inadecuado eventualmente provocará cambios negativos a largo plazo. 

Expertos consideran que se trata de una enfermedad crónica que no tiene cura, pero puede manejarse adecuadamente mediante los tratamientos que mejor se adapten a las necesidades del paciente. Lamentablemente se trata de una condición que en la actualidad presenta altos índices de desinformación. Sus síntomas pueden ocasionar múltiples repercusiones en la salud física y mental. 

¿Cuáles son sus características? 

Puede describirse desde distintos puntos de vista, para la mayoría de los especialistas en este tema, es una enfermedad crónica que puede tratarse. Es decir, se debe considerar enfrentar primero los cambios en el comportamiento que se desarrollan de manera progresiva. Esto significa que el organismo del paciente eventualmente se adaptará a la droga de la cual depende. 

Para algunos otros se trata de un trastorno mental que se asocia al uso de sustancias como las drogas y el alcohol. Específicamente se hace mención de drogas ilícitas, que tienen una mayor posibilidad de crear adicción. En la actualidad se comercializa con drogas que tienen efectos altamente nocivos para la salud, destacan las llamadas “drogas sintéticas”. 

Tanto las sustancias legales como las ilegales, deben ser regularizadas bajo estrictas normas de seguridad para su consumo. Se ha convertido en un problema de interés global, en algunas naciones los índices de consumo han aumentado considerablemente. 

Es importante entender la diferencia que existe entre los términos adicción, habituación y dependencia. En este último caso, una persona dependiente es aquella que no es capaz de controlar el uso y el desarrollo de una elección. En consecuencia, el paciente deberá enfrentar importantes cambios clínicos, que a su vez afectarán el funcionamiento del órgano cerebral. 

Es lamentable como se han creado múltiples mitos alrededor de esta condición. La dependencia química es una enfermedad que puede afectar a cualquier  persona, no se trata de falta de carácter o de voluntad. Tampoco se trata de un problema relacionado con el mal comportamiento o la mala educación. 

Se trata de un problema que se crea a partir de múltiples factores que coinciden entre sí. El elemento más importante es la propensión a reaccionar a los efectos de un químico en específico. Es decir, algunos individuos son más sensibles a desarrollar una dependencia de por vida, que los limita a solamente poder funcionar bajo los efectos del químico consumido. 

Dependencia química

Causas de la dependencia química

Una dependencia puede crearse a partir de distintas interacciones. En el caso de la dependencia química puede iniciarse desde el primer uso, aunque esto no es una regla fija. Algunos pacientes ya poseen cierta predisposición a desarrollar una dependencia química, en otros casos dependerá de la cantidad de usos. 

Se debe tener en cuenta la suma de todos estos factores que aumentan el riesgo, son: biológicos, psicológicos y sociales. A continuación se describen cada uno de ellos: 

  • En los aspectos biológicos se incluye la herencia transmitida de padres a hijos. La genética cumple un rol importante debido a que el organismo estará predispuesto a metabolizar ciertas sustancias de una manera específica. Es decir. Hay personas que poseen mayor tolerancia en comparación a otras. Cuando se deja de consumir aparecen los síndromes de abstinencia. 
  • En los aspectos psicológicos se hace mención de los pacientes que enfrentan dificultades en relación con traumas infantiles, depresión, ansiedad, frustración e incapacidad para la resolución de problemas. Existen múltiples factores mentales que se relacionan directa o indirectamente con este tipo de dependencia. Cada caso clínico es diferente por lo que no se puede brindar una respuesta definitiva. 
  • En los aspectos sociales se toman en cuenta aspectos como la educación, religión, tradiciones e incluso aspectos más abstractos. Convergen múltiples elementos que son parte del ambiente del cual es partícipe el paciente, estos mismos pueden favorecer o facilitar el uso de una sustancia. 

La incidencia de los medios de comunicación puede hacer que las personas comiencen a consumir alcohol o cigarrillos por ejemplo. Los factores sociales son tan diversos, que cualquiera de ellos puede inclusive crear otros problemas alternos asociados; como la violencia dentro del hogar o el bullying en la escuela. Es así como los pacientes dependientes al uso prolongado de medicamentos de prescripción comienzan a desarrollar la dependencia. 

¿Cuáles son sus límites? 

Los límites en la dependencia química en parte están dados por el tipo de sustancia que se consuma. En la mayoría de los casos se crea dependencia a drogas psicoactivas, sus efectos son altamente nocivos y crean cambios drásticos en la actividad mental. A su vez activan una mayor liberación de dopamina, por ello se produce una sensación placentera que el paciente busca recrear constantemente. 

El tipo de sustancias que más se consumen en estos casos son las drogas sintéticas, en este grupo se incluyen las anfetaminas, el éxtasis y el LSD. Se caracterizan por ser producidas en el laboratorio, aunque también pueden considerarse a la cocaína y al crack; que se crean a partir de narcóticos naturales. 

El consumo excesivo de drogas puede causar una sobredosis. Los límites los establece el paciente, debido a que los efectos se van atenuando a medida que el consumo es más habitual. La tendencia a aumentar la dosis para poder experimentar la misma sensación hace difuso el límite mortal del consumo. El cuerpo y su sistema se debilitan por la continua interacción y deja de ser capaz de soportarlo. 

En un principio el consumo de cualquier tipo de sustancia proporciona bienestar y felicidad. Pero eventualmente estos efectos iniciales comienzan a crear repercusiones negativas tanto a nivel mental como también físico y social. El paciente comienza a tener una visión distorsionada de su propia realidad, este es un factor que influye en sus relaciones familiares y sociales. 

Es destacable como el funcionamiento de la actividad cerebral comienza a sufrir lesiones irreversibles. Es por ello que el paciente dejará de ser capaz de pensar y razonar con claridad, hay mayor probabilidad de sufrir algún tipo de trastorno mental. Asimismo, otros órganos comienzan a presentar problemas para su funcionamiento habitual, el sistema inmunológico se debilita haciéndolo más propenso a contraer enfermedades contagiosas. 

Dependencia química

¿Qué hacer si tengo dependencia química? 

Se considera que es una enfermedad crónica que no tiene una cura definitiva. En este caso se puede controlar los síntomas y los impulsos que lo hacen proclive a continuar con el uso obsesivo de una sustancia en particular. El objetivo es evitar las recaídas y en lo posible lograr restablecer el funcionamiento normal e independiente. 

Es importante entender y ser consciente de que el paciente ya ha desarrollado una condición de dependencia química. Es decir, siempre se tendrá tendencia a comportarse de esta manera y, por ello se deberá atender los síntomas de la abstinencia posterior al dejar de consumir. La psicoterapia y la ayuda psicológica suelen proporcionar los medios más adecuados para lograr cambios favorables. 

Este tratamiento también puede considerarse como un medio indirecto para prevenir las recaídas futuras. Lo más destacable es que el paciente aprenderá prácticas que le ayudarán a afrontar la situación. Es así como logrará ser capaz de ser resolutivo e independiente en sus decisiones y acciones futuras. 

Se podría considerar que la fase más delicada del tratamiento es la desintoxicación, durante este período el cuerpo del paciente enfrentará abstinencia. Lo más recomendable es la hospitalización, para poder controlar los efectos secundarios que ocasionan las sustancias en distintos niveles de intensidad. 

Además, se debe proporcionar una ayuda multidisciplinar aplicando técnicas cognitivas y conductuales. De esta manera las intervenciones se enfocarán en desarrollar comportamientos más positivos sustituyendo a los negativos. Profesionales de la salud como psicólogos y psiquiatras son los más adecuados, determinarán cuál es la mejor manera de lograr la reintegración del paciente a la sociedad. 

Compartir
Dejar un comentario

Gracias por visitarnos

Somos WikiPsicologia, un espacio hecho por profesionales donde buscamos expandir el conocimiento en esta ciencia social tan importante.

Actualmente nos visitan alrededor de 500.000 personas mensualmente desde todo el mundo, y continuamos creciendo; llevamos desde 2019 creando contenido y continuamos haciéndolo.

¿Cuál es nuestro objetivo? Que ante la necesidad de información, pueda estar al alcance de todos!

¿Alguna pregunta o algún tema que necesites que desarrollemos? Puedes contactarnos a través de [email protected] y comentarnos; o bien puede que esté programado para ser publicado (cargamos más de 30 contenidos al mes) o bien lo agregaremos en agenda para trabajarlo pronto.

Gracias!