septiembre 24, 2023
beneficios psicológicos de los abrazos

¿Cuáles son los beneficios psicológicos de los abrazos?

La estimulación sensorial del individuo desde el mismo proceso de desarrollo en el útero materno, es fundamental para su adaptación y sobrevivencia en el ambiente. Concebir el desarrollo del individuo sin contacto alguno con sus semejantes extingue de plano cualquier potencial adoptivo. 

De hecho, la personalidad del infante está marcada por el amamantamiento y por el sistema de formación de las funciones sanitarias. Desde el principio, el contacto físico con la madre o con quien asume su papel, establece los patrones esenciales de los vínculos de familiaridad y desconfianza

Con el pasar de los años, esos patrones se amplían al núcleo familiar, al entorno social y escolar, derivando en la estructuración de comportamientos autónomos, destrezas,  miedos, valores, que posteriormente derivan en la conformación de la identidad. 

La persona fundamenta su identidad personal a partir de los modelos observados en su círculo familiar y coetáneo y la conciencia de pertenecer a un lugar o grupo social determinado. Los factores que entran en juego son diversos, pero las relaciones con el entorno humano y su jerarquización van a determinar al constructo persona desde su nacimiento.

El punto final que se quiere resaltar en esta introducción, sobre los beneficios psicológicos de los abrazos, es que el ser humano, más allá de sus diferencias, posible individuación y fabricada autonomía psíquica, necesita del contacto físico de sus afectos. El abrazo recuerda, de una u otra manera, la sensación de protección, cercanía y calor físico del vientre materno.

La psicoterapéutica del abrazo

El abrazo es una manifestación espontánea de afecto o amor, aunque se puede abrazar a una persona sin que medie algún sentimiento. 

La psicología reconoce en el abrazo una herramienta útil para reconformar relaciones poco asertivas y agresivas. De hecho, la abrazoterapia dirigida por especialistas se usa como estrategia para mejorar las relaciones familiares, laborales y escolares. Resulta valiosa en el manejo del estrés, los comportamientos violentos y los estados de ánimo. Además, facilita el autoconocimiento, la confianza, la comunicación respetuosa y afectiva en un grupo.

por que son buenos los abrazos

Es un hecho que el abrazo de más de tres segundos ejerce un efecto terapéutico en el organismo. El contacto de un abrazo y la demostración de afecto a través de él es un componente esencial del desarrollo, desde los primeros años de vida. Las neuronas se ven estimuladas cuando ocurre el abrazo. Léanse a continuación los beneficios psicológicos de los abrazos.

  • Junto a la sensación de seguridad y confianza, estimula el buen ánimo al elevar la serotonina. Junto a la dopamina, la serotonina tiene un rol básico en la sensación de bienestar y plenitud. Los abrazos reducen las sensaciones de soledad y afectación emocional.
  • Gracias a su poder gratificante, promueve un mejor humor y las energías vitales. 
  • El abrazo relaja, sirve de bálsamo de las tensiones diarias.
  • Favorece la autoestima y la autopercepción, tan importante para evitar adicciones.
  • Es un gran estimulador de la vida social y la comunicación, lo que se revierte en el crecimiento personal.
  • La abrazoterapia también es usada para aliviar la sensación de dolor en pacientes graves, como el cáncer.
  • Aquellas personas que son dadas al abrazo tienden a ser más mentalmente positivas, lo que redunda en su salud general.
  • En suma, el abrazo prolongado produce una subida de los niveles de oxitocina, una hormona asociada a la percepción de afecto y apego. La abrazoterapia combate los estados depresivos, así como sus factores implicados (baja autoestima, soledad, estrés e insomnio). Colabora en la mejora del humor en momentos poco gratos y conflictivos.

Estas aseveraciones están avaladas por el “Instituto de Investigación sobre el Contacto” de la Escuela Universitaria de Medicina de Miami, institución con más de 100 investigaciones sobre el tema. Además, por los estudios realizados en la Universidad de Stanford, en California, entre otras instituciones. 

El abrazo como estrategia de desarrollo

Cuando se afirma que la terapia del abrazo redunda positivamente en las relaciones sociales y en el mismo individuo, como entidad indivisible, también se verifica su utilidad en las empresas e instituciones productivas.

Es así que la abrazoterapia bien conducida ejerce una función primordial en el fortalecimiento de la autoestima y el reconocimiento de los demás, favoreciendo la empatía y asertividad, cualidades tan necesarias en grupos de trabajo o empresas productivas.

Los abrazos facilitan la conexión interpersonal a partir de la naturalidad y la admisión de los propios miedos, expresan respecto, adhesión y compromiso con las metas comunes. Crean un clima favorable para la sinergia grupal. Los conflictos podrían encontrar en la abrazoterapia un mecanismo para solventar.

¿Por qué se recomienda dar y recibir abrazos? Los abrazos disminuyen los niveles de cortisol, sustancia vinculada al estrés. Las experiencias con diferentes grupos etarios han demostrado que los abrazos inciden en el comportamiento de los sujetos al mostrarse más sosegados y seguros. Es una manera de trabajo conjunto, que implica el apoyo mutuo para controlar la respuesta emocional al estrés.

El soporte que ofrece la abrazoterapia en la salud psicológica se expande a la salud física. La disminución de las tensiones también favorece al sistema inmunológico, pues se sabe que el estrés prolongado deprime las defensas y expone al organismo a infecciones virales e influenza estacional. 

beneficios psicológicos de los abrazos

Los abrazos están vinculados con la liberación en sangre de hormonas y neurotransmisores fundamentales para el bienestar. La oxitocina, las endorfinas y la dopamina tienen efectos verificables en el estado de ánimo. La dopamina está involucrada en las capacidades cognitivas, estimulando la memoria y la capacidad de atención, fundamental en el aprendizaje.

El abrazo y sus sensaciones están inmersos en la psique de todo ser humano desde su nacimiento. El contacto físico proporciona la sensación de seguridad, lo que genera la disminución de la frecuencia cardíaca. Al igual que la relajación, el abrazo tiene un impacto positivo en la tensión arterial.

El abrazo marca el cierre de las desavenencias personales. No solo se ve favorecido quien lo recibe, sino quien lo da. La comunicación mejora entre familiares, amigos y allegados.

La conflictividad social y política suele concluir con un apretón de manos y, dependiendo de la cultura, con un abrazo y unos besos. Aunque en estos casos resulta más un protocolo que una verdadera expresión de afecto, el abrazo es símbolo de unión y acuerdo, que ya es mucho decir.

Los abrazos entre desconocidos no surten todos los beneficios ya acotados. En cualquier caso, abonan un terreno propicio y, si se repiten, mientras no sean abrazos fingidos, logran su potencialidad. Los abrazos a personas tenidas por enemigas o que resultan un peligro para la integridad física, tienen más bien un efecto negativo, aceleran el ritmo cardíaco y producen rechazo visceral.

La sociedad actual sufre más de depresión y estrés patológico, porque en parte no sabe conciliarse con sus semejantes. El abrazo constituye una herramienta poderosa en ese sentido.

El contacto físico no está de moda en las grandes urbes. La gente está más preocupada y ocupada de sobrevivir y hacer dinero para pagar las cuentas. Es en la familia donde se debe rescatar el poder del abrazo, más allá de cómo esté conformada.

El abrazo es una de las maneras más fáciles de expresar las emociones, pero el tránsito hacia la adultez también aleja la naturalidad propia del niño. Además, la noción espacial del individuo, su espacio vital, está vinculado con la cultura (existen sociedades donde acercarse a cierta distancia es una falta de respeto, si no una provocación sexual). La proxemia es diversa y amplia.    

La progresiva hipersensibilización negativa al contacto de los demás también está relacionada con los roles e ideologías de género (feminismo-machismo), la violencia y el acoso sexual laboral y familiar. 

Compartir
Dejar un comentario

Gracias por visitarnos

Somos WikiPsicologia, un espacio hecho por profesionales donde buscamos expandir el conocimiento en esta ciencia social tan importante.

Actualmente nos visitan alrededor de 500.000 personas mensualmente desde todo el mundo, y continuamos creciendo; llevamos desde 2019 creando contenido y continuamos haciéndolo.

¿Cuál es nuestro objetivo? Que ante la necesidad de información, pueda estar al alcance de todos!

¿Alguna pregunta o algún tema que necesites que desarrollemos? Puedes contactarnos a través de [email protected] y comentarnos; o bien puede que esté programado para ser publicado (cargamos más de 30 contenidos al mes) o bien lo agregaremos en agenda para trabajarlo pronto.

Gracias!